¡La política no está reñida con la música!